Ya se acerca la Navidad… hecho inevitable sobre el cual llevan avisándonos más de un mes… Los comercios hace un mes que tienen los escaparates puestos… los ayuntamientos hace un mes que tienen las luces colgadas…. hace un mes que dan películas de temática navideña y por supuesto… desde septiembre llevan dando anuncios de juguetes a todas horas…. No vaya a ser que se nos olvide que se acercan las Navidades…..

La sociedad consumista pone en marcha su mecanismo más terrorífico para que no nos olvidemos que las Navidades son, ante todo, esos días del año en los que lo único que importa es consumir, comprar…. y sobretodo, hacer los regalos más caros posibles porque si no…. eres un roñas rastrero y garrepa que no conoce el significado de la Navidad….

Lejos quedan ya aquellas fechas señaladas que se tiraban encima apenas 15 días antes del 25…. En las cuales se reunían las familias en maratonianas comidas y cenas de 20 o 30 comensales, de las cuales acababas completamente asqueado de tanto comer, pero que servían para ver a la familia (una vez al año…. no hace daño….) y recibir algún regalo.

Poco a poco el significado de la Navidad ha ido perdiendo su significado original para acabar convirtiéndose en unas fechas señaladas para comprar, vender y consumir y derrochar…

Poca gente conoce los orígenes de la Navidad como festividad…  "Es el día del nacimiento de nuestro señor!" dirían unos… FALSO… Ya que la Iglesia Católica ha cambiado la fecha del nacimiento de su redentor en por lo menos 4 ocasiones. Ya que originalmente la fecha en cuestión se hallaba entre Julio y Septiembre. De hecho, las muchas celebraciones veraniegas que actualmente tienen lugar son recordatorios paganos que recuerdan el nacimiento de Jesús.  La iglesia, como decía, ha cambiado la fecha original a conveniencia. Actualmente se celebra en diciembre porque en invierno es la época más adecuada para fomentar el recogimiento y la reunión familiar, la caridad y el altruismo.  Ni más ni menos.

Además la fecha es estratégica por otro motivo… hacer coincidir la Natividad con un culto que estaba creciendo en Europa… Papá Noel (Padre Invierno, si traducimos correctamente) El mito de Papá Noel no es ni mucho menos americano (aunque nos haya llegado la moda de allí) Es europeo.  Es ni más ni menos que la leyenda del santo Nicolás de Bari.

Nicolás de Bari, cuyos restos descansan en Italia desde el siglo X, fue un personaje de la nacido en el siglo III, ordenado sacerdote y cuya bondad por los necesitados y los niños creó una fama y una leyenda, llegando a ser proclamado Santo y Patrón de Grecia, Turquía y Rusia.

Su mítica fama de repartidor de obsequios se basa en otra historia, que cuenta que un empobrecido hombre padre de tres hijas, no podía casarlas por no tener la dote necesaria, al carecer las muchachas de la dote parecían condenadas a ser "solteronas". Enterado de esto, Nicolás le entregó, al obtener la edad de casarse, una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se cuenta que todo esto fue hecho en secreto por el sacerdote quien entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.

Sobre 1600 los primeros colonos holandeses llegaron a América y con ellos se llevaron el mito de San Nicolás, que ha ido extendiéndose con los siglos y cambiando… actualmente Santa Claus vive en el Polo Norte fabricando juguetes con la ayuda de duendes… El mito cambiado e irreconocible regresó a Europa y se convirtió en moda, tal como lo conocemos en estos días.

Por cierto que la imagen actual de Papá Noel es obra de The Coca Cola Company, que encargó una imagen más humana y cercana de Santa Claus para la campaña navideña de 1931.

Así es como el tiempo cambia las cosas y como los mitos y leyendas han ido cambiando hasta convertirse en poco más que herramientas publicitarias….

A Navidad le siguen fin de año (que siglos atrás se vivía con recogimiento en casa, rezando en las iglesias y como quien dice acojonados porque era de conocimiento cristiano que el fin del mundo habría de llegar con un cambio de año (indeterminado)… y tras el cual se celebraba que el hombre seguía vivo un año más….

Y tras esta fecha los Reyes Magos, que irremediablemente ha ido tras la festividad de la Natividad a lo largo de sus cambios de fecha.  Únicamente mencionados en los evangelios de Mateo, ni eran magos ni eran reyes, si no astrólogos de Persia y que buscaban en Belen la figura del "rey de los Judios recién nacido", siguiendo el movimiento de una estrella, fruto de una predicción y, casualmente tras visitar hogares y establos, resolvieron que era el hijo de José y María… aunque podría haber sido cualquier otro. .  Herodes, al conocer que la leyenda del nacimiento del "rey de los judios" podía ser cierta, ordenó matar a todos los primogénitos, hecho histórico del que SI, se tiene una constancia documentada.  A lo largo de los años el número de "reyes" ha variado, llegando a ser hasta 14… añadiéndose el rey negro a partir del siglo XIV… La iglesia a lo largo de los siglos ha ido adaptando la figura de los Reyes Magos a su conveniencia, convirtiéndose sobretodo en una herramienta educadora para transmitir la idea a los niños rebeldes de que eran vigilados por "alguien" y que si eran buenos y obedientes recibirían presentes.

Esto nos da una idea de como cambian las cosas a lo largo de los siglos.

Un año más toca hacer revisión de conciencia y ver, antes de acudir en desenfreno a comprar regalos caros y "comida de ricos", de lo que realmente significan estas fechas señaladas, en las que debería primar el poder estar con los tuyos, recordar a los que ya no están, y que lo importante de los presentes no sea la cuantía o el valor, si no la intención y la utilidad.

Hemos llegado a una situación en la cual, cuando llega la Navidad, estamos ya más que asqueados y saturados de anuncios, adornos, y demás parafernalia,  y de que nos recuerden dos meses antes de que "tenemos la obligación de consumir"…. Quizás sería mas loable que nos metieran en la cabeza la idea de que tenemos que compartir con los que menos tienen…